la Cruz de Cristo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

la Cruz de Cristo

Mensaje por -[Fr4nc0]- el Miér Jun 18, 2008 3:36 pm

En conversaciones con hermanos de otras Iglesias, sobre todo fundamentalistas, he notado que ellos critican a la Iglesia Católica porque en nuestros templos está la Cruz de CRISTO presidiendo el altar y porqué el Viernes Santo se celebra con solemnidad y recogimiento. Aducen que CRISTO está resucitado y por lo tanto ya no está en la Cruz. Dicen que nosotros predicamos un CRISTO muerto y en derrota y otras muchas cosas más. Para empezar yo les aclararía que la liturgia más antigua de la Iglesia, con casi dos mil años de antigüedad, es la liturgia de la Vigilia Pascual donde se proclama que el SEÑOR ha Resucitado de la muerte y es Vencedor, y nunca se ha dejado de celebrar hasta nuestros días, siendo esta celebración, además, el centro de nuestra Fe.
Entrando en el tema de la cruz, en el principio del cristianismo cuando la cruz era un signo de ignominia y la dominación romana seguía vigente, los cristianos tomaron como signo de identificación, el Pez dado que en sus letras griegas iba el monograma de "JESÚS Hombre Salvador del Mundo", más tarde, sobre el siglo VI, el cristianismo adoptó la Cruz como símbolo de su Fe.

¿Qué cosa es un símbolo? Es algo sencillo que al mirarlo recuerda o representa toda una gama de sentir o de condiciones, algo que al mirarlo trae a la memoria cosas tan importantes que es necesario resumirlo en un signo.

La esencia del cristianismo es la Redención, es el PORQUÉ de la venida de CRISTO. El SEÑOR no vino a resucitar, esto es la consecuencia, la confirmación de la salvación en la CRUZ. Por lo tanto, el símbolo que resume la esencia del Cristianismo es la CRUZ, escenario del suceso más trascendental en la historia del hombre. Por este motivo fue escogida la CRUZ como símbolo del cristiano y significa SALVACIÓN, no derrota; pues CRISTO en la Cruz no es símbolo de derrota sino de VICTORIA sobre el pecado. La Cruz no es símbolo de muerte, sino de vida y vida en abundancia, pues es vida eterna. Ahora bien, la Cruz sola, no es más que un instrumento de tortura, como la silla eléctrica o la horca, la cruz como símbolo tiene que llevar a CRISTO para que sea portadora de un mensaje de salvación.

El problema principal es que nuestros hermanos separados piensan que nosotros vemos en la Cruz un ídolo y esto es signo de que no conocen la Iglesia o conocen una imagen distorsionada de ella. La Cruz es sólo un signo de salvación y nos recuerda la victoria y el sacrificio del HIJO de DIOS y como tal debe ser venerada y respetada. Es triste ver Iglesias que tienen la bandera americana y no tienen una Cruz. Hay un enemigo de la Cruz que quiere verla eliminada de la sociedad y de la Iglesia y es el demonio, el cual utiliza todos los medios para lograr sus propósitos.
Como base de lo antes mencionado veamos al apóstol del cristianismo; el apóstol Pablo en Gálatas 6-14:

11Mirad en cuan grandes letras os he escrito de mi mano.

12Todos los que quieren agradar en la carne, estos os
constriñen a que os circuncidéis, solamente por no
padecer persecución por la Cruz de CRISTO

13Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan
la ley; sino que quieren que vosotros seáis circuncidados,
para gloriarse en vuestra carne.

14Mas lejos este de mi
gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por el cual el mundo me es crucificado a mi, y yo al mundo.


El Apóstol deja bien claro que el sólo se gloría en la Cruz de CRISTO signo de salvación y vida. Vemos que desde los primeros tiempos del Cristianismo, la Cruz fue motivo de gloria para los cristianos. Veamos:

I Corintios Capitulo I, 21-25
23Mas nosotros predicamos a CRISTO crucificado, a
los Judíos ciertamente tropezadero, y a los Gentiles locura.


En este capítulo vemos claramente cómo el motivo de la predicación de Pablo es por supuesto CRISTO y este CRUCIFICADO, locura para los judíos. ¿Cómo ahora para muchos es locura predicar a un CRISTO Crucificado? Es mucho más cómodo predicar un CRISTO Triunfalista en vez de un CRISTO Triunfante.

En Filipenses 3 Versículo 18 vemos como Pablo nos habla de la condenación de aquellos que son enemigos de la Cruz de Cristo pues el que aborrece la Cruz del Señor es para su propia condenación.

Filipenses 3:18
18Porque muchos andan, de los cuales os dije muchas
veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos
de la cruz de CRISTO; 19Cuyo fin será perdición, cuyo dios es el vientre, y su gloria es en confusión; que sienten lo terreno


Referente a la Veneración de símbolos tales como la Cruz los remitimos a Números 21, 5-9

5Y habló el pueblo contra Dios y Moisés: ¿Porque nos hicisteis subir de Egipto para que muramos en este desierto? Que ni hay pan, ni agua y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. 6Y Yahveh envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo: y murió mucho pueblo de Israel. 7Entonces el pueblo vino a Moisés, y dijeron: Pecado hemos por haber hablado contra Yahveh que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oro por el pueblo 8Y Yahveh dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente y ponla sobre la bandera: y será que cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá 9Y Moisés hizo una serpiente de metal, y púsola sobre la bandera: y fue, que cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de metal y vivía".


El pueblo de Israel es llamado a mirar a una serpiente puesta en alto para ser curados de sus males, San Juan dirá más tarde "como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado ", luego entonces la serpiente que miraron los Israelitas era un símbolo del poder de DIOS y prefigura de CRISTO crucificado al cual todos deben mirar, al igual que la Iglesia nos pone el crucifijo como símbolo salvífico de la Redención.

En muchos lugares de la Santa Biblia encontramos lugares donde el hombre usa símbolos representativos; pero en Josué 7-6 es bien claro:

Josué 7-6
6Entonces Josué rompió sus vestidos y postrose en tierra sobre su rostro delante del arca de Jehová hasta la tarde, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas 7Y Josué dijo: !Ah, Señor Yahveh! Por que hiciste pasar a este pueblo el Jordán, para entregarnos en las manos de los Amorrheos, que nos destruyan? Ojalá nos hubiéramos quedado de la otra parte del Jordán! 8Ay Señor! Qué diré, ya que Israel ha vuelto las espaldas delante
de sus enemigos?


¿Alguien podrá tachar a Josué de idolatra por postrarse delante del arca a orar? Alguien podrá pensar que al postrarse Josué delante del arca le estaba orando al arca como tal?

Creo que ni el mas rabioso anti-cruz puede acusar a Josué de tamaño pecado, él se postró delante del arca como un signo de la presencia de DIOS entre su pueblo, así mismo nosotros veneramos la cruz no por la madera en si, sino como un signo de la redención y signo principal del cristianismo.

POSITIVAMENTE CRISTO ha resucitado y ese es el misterio central de nuestra Fe; pero no por eso hay que desvirtuar el sacrificio mayor del Hijo de DIOS pues fue en esa Cruz donde fuimos salvados y donde nuestras culpas fueron lavadas. El llevar la Cruz no significa predicar un CRISTO muerto (solo un ignorante puede pensar esto), significa proclamar que hemos sido salvados por la Sangre del Cordero.

Respecto al Viernes Santo, la vida de la Iglesia se mueve alrededor de la liturgia y ésta se centra en los Evangelios y en el Antiguo Testamento. Durante el día del Viernes Santo la Iglesia recomienda ayuno y oración, es un día especial pues conmemoramos la muerte del Salvador y la Redención del hombre, es día de victoria; pero al mismo tiempo de recogimiento, pues pensamos en los momentos de dolor y angustia que vivió el Redentor por nuestras culpas. Yo escuchaba en la radio "cristiana" a una señora que decía que el viernes santo ella ponía música y se iba de fiesta pues ya "no era católica", y yo pensaba que eso era una falta de sentimiento, pues a pesar de la Victoria del Señor sobre el pecado tenemos que pensar que Él sufrió en exceso por nosotros y esto no puede ser motivo de fiesta y alegría. Además que el ver al Rey de Reyes y Señor de Señores ser tratado como un vulgar malhechor y todo esto por nuestra culpa no es para celebrar, por eso la Iglesia da un sentido de solemnidad y recogimiento en un ambiente de profunda oración, hecho que recoge en la liturgia de ese día y en el color que prevalece que es el rojo, que simboliza el martirio del Señor en la Cruz.

Otro punto importante de controversia entre grupos fundamentalistas y Católicos es el significado del sufrimiento Cristiano como participes del sacrificio de la Cruz, veamos a Pablo en su carta a los Colosenses 1:24:

24Que ahora me gozo en lo que padezco por vosotros,
y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones
de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia;


San Pablo no rechaza el sufrimiento por CRISTO mas bien se goza en Él, pues como claramente lo dice complementa el sufrimiento de CRISTO por su Iglesia. Veamos lo que piensa San Pablo sobre el origen de los padecimientos:

5Y estáis ya olvidados de la exhortación que como con
hijos habla con vosotros, diciendo: Hijo mío, no
menosprecies el castigo del Señor, Ni desmayes cuando
eres de él reprendido. 6Porque el Señor al que ama castiga, Y azota a cualquiera que recibe por hijo. 7Si sufrís el castigo, Dios se os presenta como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no castiga? 8Mas si estáis fuera del castigo, del cual todos han sido hechos participantes, luego sois bastardos, y no hijos. 9Por otra parte, tuvimos por castigadores a los padres de nuestra carne, y los reverenciábamos, ¿por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus y viviremos? 10Y aquellos, a la verdad, por pocos días nos castigaban como a ellos les parecía, mas este para lo que no es provechoso, para que recibamos su santificación 11Es verdad que ningún castigo al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; mas después da fruto apacible de justicia a los que en él son ejercitados.


En este capitulo 12 de la carta a los Hebreos versículos 5-11 vemos claramente que San Pablo nos enseña magistralmente que muchas veces el mal que padecemos es corrección del Señor para nuestra santificación, así que nadie venga con triunfalismo que el Cristiano no sufre, el cristiano "sabe sufrir" pues convierte un sufrimiento negativo en salvífico y se convierte de víctima en ofrenda al completar en su vida las aflicciones de CRISTO

Cols 1-24
10para conocerle a El y el poder de su resurrección y la
participación en sus padecimientos, conformándome a El
en su muerte 11por si logro alcanzar la resurrección
de los muertos


En Filipenses 3 Versículos 10-11 el Apóstol nos habla de la participación en los padecimientos de CRISTO para lograr la resurrección, ¿cómo entender a algunos cuando nos dicen que el padecimiento viene del demonio? Como hemos visto, el sufrimiento tiene para el cristiano un significado nuevo que nos diferencia de los paganos. El cristiano se pregunta PARA QUE sufre, en vez de POR QUE, por medio del sufrimiento el pueblo de DIOS crece y se purifica al tiempo que se adhiere a los sufrimientos del SEÑOR en una dimensión nueva.


* * *




Así, la predicación sobre la muerte “redentora” de Jesús, el Mesías, era escandalosa para los judíos. Por una parte, de acuerdo con la visión mesiánica del judaísmo, era inaceptable la forma ignominiosa en que había muerto Jesús, porque habría sido un Mesías “maldecido por Dios”, idea inconcebible y absurda. Por otra parte, la Torâ no apoyaba el hecho de “morir por los demás”: “No morirán los padres por la culpa de los hijos, ni los hijos por la culpa de los padres; cada uno será condenado a muerte por pecado suyo” (Dt 24, 16). Para el judaísmo, la responsabilidad era personal: “Cada uno morirá por su propia iniquidad”, se dice en Jeremías (31, 30), y lo repite Ezequiel: “El alma que pecare, ésa morirá; el hijo no llevará sobre sí la iniquidad del padre, ni el padre la del hijo; la justicia del justo será sobre él, y sobre él será la iniquidad del malvado” (18, 20). Es significativo el hecho de que ni siquiera Moisés, con su intercesión, consigue evitar que el Señor castigue al pueblo por hacer el becerro de oro. “Pero perdónales su pecado, o bórrame de tu libro, del que tú tienes escrito”, implora Moisés. El Señor le responde: “Al que ha pecado contra mí es al que borraré de mi libro. Ve ahora y conduce al pueblo a donde yo te he dicho. Mi ángel marchará delante de ti, pero cuando llegue el día de mi visitación, yo los castigaré por su pecado”. “Y castigó Yahvé al pueblo por el becerro de oro que les había hecho Arón” (Ex 32, 31-35).


* * *

Se comprende así de qué magnitud pudieron ser esos obstáculos, sumamente difíciles de superar humanamente, enfrentados por la predicación cristiana primitiva sobre el “mesías crucificado, muerto para la salvación de todos los hombres”. Únicamente el anuncio de la resurrección por obra de Dios del mesías crucificado, al cual había elevado junto a Él en la gloria con el nuevo nombre de “Señor”, contribuyó a la superación de todo obstáculo. Ciertamente, sólo la resurrección y glorificación del mesías crucificado por parte de Dios justificaban el escándalo y la locura de la cruz, otorgándoles un sentido “redentor”. En efecto, en su misterioso designio de salvación de los hombres, Dios había “entregado” a su Hijo Jesús, el mesías, a la muerte en la cruz, para hacerlo expiar de una vez y para siempre los pecados de la humanidad con su obediencia al designio del Padre y con su amor al Padre y a los hombres y para que reconciliara con su sangre inocente a los hombres con Dios. De acuerdo al designio inescrutable de Dios, era necesario que el Mesías salvara a los hombres haciéndose cargo de sus pecados y sometiéndose por tanto a la muerte, castigo del pecado. Debía descender al abismo del mal a través de la espantosa e infamante muerte en la cruz; pero precisamente este descenso “a los infiernos” le permitiría derrotar a la muerte para sí mismo y todos los hombres, resucitando desde el reino de la muerte y el pecado y recibiendo “un nombre sobre todo nombre” (Fil 2, 9), es decir, el nombre divino “Señor”.

Así, el “Mesías crucificado” es el “Señor resucitado y glorificado”, y si con esto la infamia y el escándalo de la crucifixión no desaparecen, ciertamente se atenúan; pero aquí reside el núcleo esencial -y más difícil- del acto de fe al cual es llamado el cristiano: la fe cristiana está esencialmente marcada por la cruz y la resurrección.
En todo caso, la respuesta más eficaz al “escándalo” de la cruz es que todo el drama de la pasión y muerte de Jesús tuvo lugar “por amor”. De tal manera ha amado Dios a los hombres que para salvarlos no evitó el dolor de aquello que para Él era más amado -su Hijo Jesús- entregándolo en cambio en “rescate” a la muerte temporal con el fin de liberarlos de la muerte eterna. De tal manera ha amado Jesús al Padre que “obedeció hasta el punto de morir en la cruz” ante su designio de salvación; y de tal manera ha amado a los hombres que descendió al abismo de la muerte -¡y qué muerte!- para asumir la condena por ellos merecida por sus pecados (Él, el Inocente) y así poder salvarlos. De este modo, y a la luz del amor del Padre por los hombres y de Jesús por el Padre y los hombres, es posible dar una respuesta total al drama escandaloso de la muerte de Jesús en la cruz. Sin embargo, en esto reside precisamente la dificultad para los hombres: creer en el amor, cuya demostración suprema está en la locura de la cruz. En realidad, la locura de la cruz es la locura del amor y sólo puede comprenderla quien comprende lo que es el amor.

_________________

By diogasos at 2009-02-08


"Tu debes ser el cambio que quieres ver en el mundo"

avatar
-[Fr4nc0]-
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 305
Edad : 30
Localización : San Juan- Argentina
Senda : 40
CIMA : SENDA
Fecha de inscripción : 12/05/2008

Ver perfil de usuario http://mcj-sanjuan.forolatin.com

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cruz de Cristo

Mensaje por -[Fr4nc0]- el Miér Jun 18, 2008 3:43 pm

La aceptación rendida de la Voluntad de Dios trae necesariamente el gozo y la paz: la felicidad en la Cruz. Entonces se ve que el yugo de Cristo es suave y que su carga no es pesada.


¿La Cruz sobre tu pecho? (si.. esa q tenes colgada ahi vos)... Bien. Pero... la Cruz sobre tus hombros, la Cruz en tu carne, la Cruz en tu inteligencia. Así vivirás por Cristo, con Cristo y en Cristo: solamente así serás apóstol.


No lo debemos olvidar: en todas las actividades humanas, tiene que haber hombres y mujeres con la Cruz de Cristo en sus vidas y en sus obras, alzada, visible, reparadora; símbolo de la paz, de la alegría; símbolo de la Redención, de la unidad del género humano, del amor que Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, la Trinidad Beatísima ha tenido y sigue teniendo a la humanidad.


Cuando se camina por donde camina Cristo; cuando ya no hay resignación, sino que el alma se conforma con la Cruz se hace a la forma de la Cruz; cuando se ama la Voluntad de Dios; cuando se quiere la Cruz..., entonces, sólo entonces, la lleva El.


Señales inequívocas de la verdadera Cruz de Cristo: la serenidad, un hondo sentimiento de paz, un amor dispuesto a cualquier sacrificio, una eficacia grande que dimana del mismo Costado de Jesús, y siempre de modo evidente la alegría: una alegría que procede de saber que, quien se entrega de veras, está junto a la Cruz y, por consiguiente, junto a Nuestro Señor.


Sacrificio, sacrificio! Es verdad que seguir a Jesucristo —lo ha dicho El— es llevar la Cruz. Pero no me gusta oír a las almas que aman al Señor hablar tanto de cruces y de renuncias: porque, cuando hay Amor, el sacrificio es gustoso —aunque cueste— y la cruz es la Santa Cruz.
El alma que sabe amar y entregarse así, se colma de alegría y de paz. Entonces, ¿por qué insistir en "sacrificio", como buscando consuelo, si la Cruz de Cristo —que es tu vida— te hace feliz?

_______________________________________________________________________


Espero q les guste ^^ y q se animen a cargar con su cruz como lo hacia Jesus... Amandola!!

salu2

_________________

By diogasos at 2009-02-08


"Tu debes ser el cambio que quieres ver en el mundo"

avatar
-[Fr4nc0]-
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 305
Edad : 30
Localización : San Juan- Argentina
Senda : 40
CIMA : SENDA
Fecha de inscripción : 12/05/2008

Ver perfil de usuario http://mcj-sanjuan.forolatin.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.